Go Back
Imprimir

Galletas craqueladas de chocolate y almendra

Tiempo de Preparación 2 horas 30 minutos
Tiempo de Cocina 20 minutos
Porciones 16 unidades

Ingredientes

  • 100 gramos mantequilla
  • 1 huevo "M"
  • 150 gramos chocolate 70% cacao
  • 40 gramos almendra molida
  • 160 gramos harina floja (9% proteína)
  • 1 pizca sal
  • 1 cucharada vainilla en pasta
  • 100 gramos azúcar moreno

Instrucciones

  1. Fundimos la mantequilla al baño maría o bien en el microondas a intervalos de tiempo de 30 segundos. Una vez fundida la dejamos templar.

  2. Picamos el chocolate y reservamos.

  3. En un bol, mezclamos el azúcar con el huevo.

  4. Agregamos la vainilla en pasta y la sal.

  5. Es el turno de incorporar a la masa el chocolate picado seguido de la mantequilla.

    El chocolate se fundirá con el calor que la mantequilla aún conserva, ya que deberá estar templada.

  6. Añadimos la almendra picada.

  7. Finalmente agregamos la harina. En este punto deberemos acabar de introducirla a mano, pero no te preocupes, pues no se pega a las manos.

  8. Envolvemos la masa en papel film y la dejamos reposar en la nevera un mínimo de 2 horas hasta 24h máximo.

  9. Pasado este tiempo, sacamos la masa y la dividimos en porciones de unos 40 gramos cada una.

  10. Damos forma de bola a cada porción y las colocamos sobre la bandeja de horno forrada con papel de hornear. Debes dejar un espacio entre ellas, pero no demasiado, pues no se van a expandir mucho durante el horneado.

  11. Horneamos las galletas con el horno precalentado a 180ºC durante 25- 30 minutos. HAsta que veas que están doradas.

  12. Sacamos del horno y las pasamos con cuidado a una rejilla para que se enfríen totalmente.

Notas

Puede que necesites algo más de harina para conseguir la consistencia de la masa. Esto ocurre debido a varios factores, como la propia harina, la humedad ambiental...

 

El tiempo de horneado es siempre orientativo, pues como se suele decir, cada horno es un mundo, así que no debes tomar los tiempos que yo he necesitado a rajatabla.

 

Es normal que las galletas estén más tiernas al salir del horno. Eso no significa que no estén hechas. Al enfriar siempre endurecen un poco más.